El miedo a solucionar el asunto del mamotreto

En el pleno del día 2 de abril, solicitado por Cambio por Sataute, Unidos por Gran Canaria y Centro Canario Democrático para abordar el asunto del tristemente célebre mamotreto, el alcalde expuso con todo lujo de detalles los pasos que se han dado para que se pueda llegar a una situación en la que se vislumbre una solución definitiva. Habló de las conversaciones mantenidas con la UTE para acordar una resolución favorable a ambas partes, no sin antes recordar a los concejales de la oposición, firmantes de la solicitud del pleno, que existe una sentencia judicial firme que obliga a la institución a pagar 16 millones de euros a la referida UTE. Por tanto, todo lo que signifique reducción de las cantidades adeudadas y todo lo que implique acelerar el proceso de recuperación de la obra será beneficioso para el municipio. Ese es el estado de las conversaciones: reducir pagos y hacerse con el patrimonio.

Y este grupo de gobierno, en un alarde de responsabilidad y buscando por encima de todo el consenso y el beneficio público, no solo ha dado pasos significativos para movilizar este asunto enquistado desde hace tanto tiempo sino que, además, lo ha hecho presentando a la totalidad de la corporación como protagonista de los logros que en su día se alcanzaran.

¿Cuál es la posición de los concejales firmantes de la convocatoria del pleno? Proponer una solución que, en realidad, conduce a ralentizar la recuperación de la obra. Plantean que se le exija a la UTE la finalización de la obra, que se entregue el proyecto concluido. Pero esto, que aparenta una resolución sensata, lo que hace es dilatar los plazos. Porque ellos saben perfectamente que la UTE renunció a la finalización de la obra, que la UTE reclama 57 millones por otra demanda y que de ejecutarse el contrato no habría amparo legal que lo cubriera porque lo licitado no se corresponde con lo que está a medio construir.

¿Qué pretende el grupo de gobierno? Recuperar la obra mediante la nulidad del contrato. Por un lado, finiquitando toda vinculación con la UTE y reduciendo los costes debidos (intereses, retirada de la demanda de los 57 millones, etc.). Por otro lado, ofreciendo al pueblo no solo la recuperación de los terrenos sino la oportunidad de consensuar con la ciudadanía un nuevo proyecto que cierre esta etapa negra del urbanismo satauteño. Y todo ello, reiteramos, con el protagonismo de la corporación en pleno.

En solo tres años, el grupo de gobierno liderado por ANDO ha dado muestras de una diligencia admirable, moviendo todos los recursos a su disposición para que al fin hubiera alguna noticia nueva y positiva sobre el mamotreto, un asunto heredado de actuaciones lamentables de corporaciones anteriores y que por fin parece salir del fango judicial y administrativo al que ha sido sometido.

Quienes intenten poner palos en las ruedas con triquiñuelas electoralistas para impedir la recuperación de este patrimonio municipal tendrán que responder de su irresponsabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s