Desde Grecia

España es el país que más cooperantes moviliza y Late Motiv,  un programa de televisión de Andres Buenafuetes, ha querido usarlo, por primera vez, para darles la voz y las gracias a esos voluntarios, además de para sensibilizar y luchar contra el olvido del drama de los refugiados sirios, afganos, iraquíes… Para buscar el lado humano de toda esa “gente que ayuda a gente”.  Merece la pena, difundir este programa especial, de uno de los mejores comunicadores.

Andreu Buenafuente abandona la risa por la solidaridad. El plató del Late Motivde el lunes 16 de mayo (23.00, #0) se traslada lejos. Buenafuente presentó un programa especial desde Lesbos “para dar voz a los cooperantes españoles”, según explica el propio conductor del espacio. “La dolorosa actualidad de los refugiados nos ha buscado a nosotros y nos ha encontrado. Nos ha marcado un camino y un objetivo. España es el país que más ayuda humana moviliza”.

El equipo de Late Motiv se instala en el Fire Camp de Lesbos, donde voluntarios y cooperantes ofrecen cobijo a los refugiados. Allí, Andreu Buenafuente entrevistó a Óscar Camps, cooperante de la ONG Open Arms en Lesbos, y a tres mujeres españolas (una de ellas creadora del Fire Camp) que dedican su vida a ayudar a los refugiados. También visitó el campo de refugiados de Moria, donde se reunió con un refugiado iraní, y habló con un antiguo cooperante afgano que ahora es un refugiado.

Acompaña en este viaje a Andreu Buenafuente el cantautor Joan Manuel Serrat. También habló con el fotógrafo Samuel Aranda, reciente premio Ortega y Gasset por una foto tomada precisamente en Lesbos, y con Nico Casal, pianista y compositor ganador de un Oscar por el cortometraje Stutterer, creador de la música original en exclusiva para este programa.

Buenafuente ha publicado, además, una carta abierta que puedes leer completa a continuación:

Queridos compañeros y compañeras,

La próxima entrega de Late Motiv en #0 no buscará la risa el lunes 16 de mayo. ¿Por qué?. Porque la dolorosa actualidad de los refugiados nos ha buscado a nosotros y nos ha encontrado. Nos ha marcado un camino y un objetivo.

Desde que conocí su historia quise entrevistar a Oscar Camps, cooperante de Open Arms en Lesbos. Oscar es una de las miles de personas que lo han dejado todo para salvar a los que huyen de la guerra. Me imaginé una entrevista a Oscar en el plató de Late Motiv y fue entonces cuando tuve la certeza de que Oscar no tenía que venir al programa sino que nosotros debíamos ir a Lesbos. Nuestro instinto nos dijo que el programa entero estaba allí y no en nuestro plató de Madrid. Había que hacer una entrevista y mucho más. Todo lo que estuviera en nuestras manos.

Un cómico es un cronista de su tiempo y a nosotros nos gusta hablar de aquello que vivimos, que conocemos de primera mano y para explicar lo que sucede en los márgenes de Europa debíamos estar allí.

Creemos que desplazándonos a Lesbos a hacer nuestro programa reforzamos nuestra admiración y, sobre todo, subrayamos el proyecto de Oscar y el de todos los españoles que hacen tareas humanitarias, en muchos casos por su cuenta y riesgo, nunca mejor dicho. Y lo hacemos en uno de los escenarios más sombríos y vergonzosos de los últimos tiempos. Vamos a Lesbos a conseguir más atención y medios para toda esa gente a la deriva.

España es el país que más cooperantes moviliza y queremos usar nuestro programa de televisión, por primera vez, para darles la voz y las gracias a esos voluntarios, además de para sensibilizar y luchar contra el olvido del drama de los refugiados sirios, afganos, iraquíes… Para buscar el lado humano de toda esa “gente que ayuda a gente”.

Gente que ayuda a gente aportando su talento, como el fotógrafo Samuel Aranda, reciente premio Ortega y Gasset por una foto tomada precisamente en Lesbos, con el que coincidimos y pudimos hablar, o como Nico Casal, pianista y compositor ganador de un Oscar por el cortometraje Stutterer que va a crear la música original para este programa.

Una vez tomada la decisión de ir a Lesbos compartí la idea con mi amigo Joan Manuel Serrat, que enseguida quiso venir con nosotros, a la orilla de ese mar al que tanto le ha cantado y que ahora es el símbolo de la vergüenza. Cuando Serrat nos dijo que sí, nos dimos cuenta de que nuestro viaje era una buena idea. Cambiar de rutina y poner todos nuestros esfuerzos en algo que puede ayudar a los demás, siempre es una buena idea.

Lo volveremos a hacer siempre que haga falta. Con todo el respeto y la humildad del mundo.

Andreu Buenafuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s