El futuro del planeta está en juego

tumblr_inline_nngp0vYYO01t1sdbx_1280Los próximos días son vitales para el futuro del planeta. Hasta el próximo 11 de diciembre se va a celebrar la cumbre del clima de París, donde se decidirán los siguientes pasos para frenar el cambio climático. Líderes políticos y empresas se sentarán a negociar, y tenemos que conseguir que el nuevo acuerdo dé continuidad al Protocolo de Kioto y asegure que las temperaturas del planeta se mantienen por debajo del aumento de 1,5 ºC.

El acuerdo de París tiene que reflejar las demandas y preocupación de la sociedad frente al cambio climático, el principio del fin de la era de los combustibles fósiles y dar una señal clara y convincente a los inversores de que a partir de ahora, cualquier inversión que produzca grandes emisiones de CO2 es una inversión de alto riesgo.

Por supuesto, llegar a un compromiso firme no va a ser tarea fácil. Ha sido un año de negociaciones intensas, de análisis científicos que nos dan la razón, de muestras de preocupación hacia el cambio climático por parte de líderes como Barack Obama o el Papa Francisco, y por supuesto, de una contundente movilización ciudadana, que el pasado domingo salió a la calle en más de 2000 ciudades de todo el mundo en la mayor marcha de la historia para pedir un compromiso firme frente al cambio climático y a favor de las energías renovables.

Los efectos del calentamiento global son cada día más visibles y ha llegado el punto en el que tenemos que elegir: seguir padeciendo las consecuencias del cambio climático o dar un paso al frente y comenzar a demandar un modelo eficiente y 100% renovable.

El clima está cambiando. El uso masivo de carbón, petróleo y gas como fuente de energía está provocando que millones de personas estemos en riesgo de sufrir cada vez mayores temporales, olas de calor, sequías, inundaciones, enfermedades infecciosas… Esos mismos combustibles envenenan el aire y el agua cuando se extraen. El Gobierno español por su parte parece empeñado en impulsar ese modelo obsoleto y contaminante apoyando proyectos como las prospecciones o el fracking, que beneficiarán a unas pocas empresas a costa de perjudicar a muchos.

Y todo ello cuando la solución ya está disponible y podemos lograr el 100% de energía limpia, renovable y eficiente. Es técnicamente viable y será mucho más barato transformar el sistema energético que seguir como hasta ahora. Además, nos permitirá llegar a emisiones cero para mitad de siglo. Ese es el mensaje que llevaremos a la cumbre del clima que tendrá lugar en París en diciembre, cuando se reunirán los líderes mundiales para decidir un nuevo protocolo como el de Kioto.

Necesitamos demostrarles que la sociedad lo tiene claro: no a un modelo sucio y contaminante. Sí a una apuesta por un modelo eficiente y renovable.

Fuente: Greenpeace

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s