La Economía del Bien Común… todo se ANDará

Rita Camacho Guerra,  Ando Satauteando color 100x100

ebcEste mes de noviembre tuvo lugar en la Facultad de Economía, Empresa y Turismo de la ULPGC el curso Introducción a la Economía del Bien Común.

A estas jornadas, de tres días, se sumaron miembros de ANDO Sataute, en calidad de alumnado, junto con más personas de distintos ámbitos. El profesorado encargado de impartir el curso, estuvo a cargo de la propia Sociedad de Economía del Bien Común de Gran Canaria (EBC Gran Canaria). En la imagen se muestra los ponentes por el siguiente orden: Eugenio Reyes, Elena Santana, José David Monzón y José Luis Quevedo.

2 - copiaEl curso fue de interés para todas aquellas personas que desean que la economía pusiera en el centro a las personas, basándose en los valores que hacen florecer las relaciones interper-sonales siendo las metas de la economía la cooperación y el aporte al bien común.

El curso comenzó con la ponencia titulada Introducción al modelo de la EBC impartida por el profesor José Luis Quevedo. En su intervención quedó patente que el Bien Común es el bien de todos los seres humanos siendo el gran objetivo supremo de todos los países y actos democráticos. La propuesta es minimizar los efectos negativos del consumismo. A nivel colectivo el objetivo es el Bien Común y el método es la cooperación. Pero donde está el verdadero cambio es en el cambio personal. A todo ello hay que sumarle la idea de los valores tomada principalmente de la economía social, circular y colaborativa pero también de la economía verde, azul… haciendo José Luis Quevedo hincapié en cada una de ellas. Además destacó que la EBC es un modelo holístico con canales que intenta aplicar todos estos valores.

La siguiente intervención, titulada Breve análisis de la situación actual, fue impartida por Eugenio Reyes Naranjo. Realizó una síntesis de cuestiones que plantea Chistian Felber, especialista de economía sostenible, donde evalúa conceptos como la dignidad, la solidaridad, la sostenibilidad, la ecología, la justicia social, la participación democrática o la transparencia. Pudimos sacar como conclusión que los valores humanos son los valores de la economía, siendo la dignidad el mayor de los valores. Fue muy interesante la reflexión sobre la huella ecológica; recordemos que todo proceso de transformación, transporte y consumo propio de nuestro sistema capitalista, produce una serie de impactos medioambientales. También en la charla se trató la mochila ecológica, otro medidor que se utiliza en sostenibilidad que vendría a ser la cantidad de residuos que se genera comentando algunas alternativas para reducir la contaminación.

El curso no sólo contó con una parte teórica sino también con una parte práctica a cargo de José David Monzón y Elena Santana. En esta clase pudimos plantearnos la idea principal de la EBC con la aplicación de los ebecitos (la moneda de EBC) en una serie de ámbitos a escoger como puede ser alimentación, movilidad, ecología y medio ambiente, hábitat y construcción… El problema se planteaba cuando el ejercicio te impide gastarte todos los ebecitos que quisieras y debes darle prioridad a determinados ámbitos aplicando los principios de la EBC.

Ambos profesores también trataron la EBC en las empresas y en el mercado laboral recalcando en todo momento que la economía es la ciencia que estudia la asignación de recursos para satisfacer las necesidades de las personas. Actualmente la economía no está cumpliendo este último objetivo. Hoy en día se mide el éxito por el dinero que se gana pero no cómo se gana. Se destacó la importancia de la matriz que valora el comportamiento de la empresa con respecto a su aportación al bien común. En esta intervención se trató en profundidad el tema de los Informes, el Balance y las Auditorías del bien común. La imagen siguiente muestra algunos de los profesores y alumnos del curso.

5 - copiaDe nuevo, Eugenio Reyes Naranjo intervino hablando de la EBC en los municipios. En esta ponencia de nuevo nos detuvimos en el Índice y en el Balance, pero esta vez enfocado como dos herramientas básicas para el gobierno local. El usuario es el que decide el gasto y los concejales son un gestor más de la voluntad participativa sobre lo que quieren los vecinos. La comunidad es la que debe construir el concepto de EBC municipal. También se trató la gestión ética de los suministros y se comentó el 2.0 donde la información es un proceso participativo.

A modo de conclusión y a grandes rasgos, podríamos decir que la Economía del Bien Común es la aplicación del sentido común que aborda la realidad, con una mirada circular de todas aquellas cosas que nos mejoran y nos dan calidad de vida. Es por todo lo que esto implica que el colectivo ciudadano ANDO Sataute tiene su máximo interés en sumarse a esta economía sostenible y alternativa al sistema que estamos teniendo:

No queremos terminar este artículo sin recordar de nuevo una frase de Eduardo Galeano, que se ha convertido en uno de los lemas andantes:

          …Mucha gente pequeña en lugares pequeños,                                 haciendo cosas pequeñas puede cambiar el mundo…

                                               …todo se ANDará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s