Chira-Soria, la ‘pila’ de energía limpia de Gran Canaria

La central hidroeléctrica Chira-Soria se ha convertido en uno de los principales proyectos que el Cabildo de Gran Canaria llevará a cabo en materia energética y renovables. Un proyecto tan importante como desconocido por gran parte de la población de la Isla. El proyecto lo llevará a cabo la compañía Red Eléctrica de España (REE) y tiene un presupuesto de 119 millones de euros.

Localizadas en la vertiente sur de Gran Canaria, las presas de Chira y Soria se han convertido en auténticas protagonistas en lo que a materia de renovables se refiere. El proyecto, que lleva en marcha desde 2011 busca transformar a Gran Canaria en una Isla libre de energía fósil, que supone el 90% de la producción energética actual. 

La central hidroeléctrica no tendrá un uso de generación de energía, sino que será una herramienta que aporte estabilidad y seguridad al suministro eléctrico existente. Se trata de una infraestructura esencial para la integración de renovables en la isla, y contribuir a un nuevo modelo energético en Canarias más sostenible y eficiente.

La principal causa por la que el Cabildo insular ha decidido llevar a cabo este proyecto es la dependencia energética que tiene la Isla dado su aislamiento geográfico. Además, existe una grave problemática relacionada las infraestructuras eléctricas y la debilidad de la red que, en ocasiones, provocan un cero energético dejando a los usuarios sin servicio. Lo que se busca con la instalación es aprovechar la flexibilidad y rapidez de respuesta que posee el sistema frente al problema actual de demanda eléctrica.

Qué es una central hidroeléctrica

Se trata de una combinación entre parque eólico y central hidráulica. El proyecto Chira-Soria es un sistema de generación eléctrica unido a un sistema de almacenamiento, que permitirá cubrir la demanda, además de ser soporte en caso de fallo del sistema actual.

La que pretende instalarse en Gran Canaria tiene previsto que comience sus obras a mediados de 2016 y se desarrollaran en un máximo de cuatro años, por lo que estará disponible y en funcionamiento hacia 2020. Además, podrá hacer frente a una cuarta parte del consumo eléctrico de la Isla.p8m2jano23kft52z102dfsb0etazhr871446228810257-large

l hecho de que en Canarias exista escasez de agua, suponía un problema a la hora de instalar la central ya que necesita un gran consumo para generar la energía y podría provocar el agotamiento de su principal recurso en un breve espacio de tiempo. Es por ello que se implantará el sistema reversible, es decir, la central se alimentará del mismo agua que ya contienen las presas sin agotarla dentro de un circuito cerrado.

Cuál es su funcionamiento

Para entender cómo funcionará la central hidroeléctrica Chira-Soria hay que tener en cuenta todos los factores que influirán en el sistema. No sólo se trata de una central instalada en ambas presas sino que además, hay que contar con el parque eólico existente en el sureste grancanario, y la desaladora de Santa Águeda.

El parque eólico suministrará energía eléctrica a la red y alimenta el grupo de bombeo de la central para impulsar el agua de la presa de Soria al depósito (presa de Chira). Una vez que el agua pase por la central, instalada en la presa de Soria, el sistema la bombeará hasta el vaso superior (Chira). Este sistema se repetirá diariamente de manera cíclica.

Cuando haya repuntes en la demanda (se consuma más), el sistema turbinará el agua que ha almacenado en Chira produciendo la energía necesaria para cubrir esos picos de demanda que se producen. Este sistema se realizará en las primeras horas de la mañana (de 8:00 a 15:00 horas) y durante la tarde (de 18:00 a 23:00 horas) . Por la noche será cuando el sistema haga el bombeo, es decir, conducir el agua de Soria a Chira.

ld1wpl7j8dq57drmhom5wa86lipxgrct1446228812417-largeLa desaladora de Santa Águeda no tendrá una función menor dentro de este complejo sistema. En aquellos momentos en los que por evaporación, por mayor uso en regadío o cualquier otro motivo, los niveles de agua en las presas disminuya, esta planta será la encargada de abastecer a la presa de Soria para que el sistema pueda seguir funcionando en óptimas condiciones.

En definitiva, se trata de un proyecto que busca y tiene intenciones de cumplir con el objetivo de ampliar la utilización de energía renovable en Gran Canaria. Además, para que esto sea así, el proyecto reduce considerablemente las emisiones de CO2, lo que hace que sea respetuoso con el medio ambiente, y con el hábitat en el que estará situado. Un hábitat que no se verá afectado, ni en la fauna ni en la flora porque, al ser subterráneo, elimina cualquier impacto visual que pueda pensarse.

 

fuente: canariasenhora.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s