Vizcaya introduce el Ekhi, una moneda local

Artículo seleccionado por Ando Satauteando color 100x100

 

¿Qué es una moneda local?

Una moneda local es, ante todo, una herramienta, un instrumento para facilitar el trueque y crear redes en una comunidad. “Ekhi” significa “Sol” en Euskara antiguo, símbolo que está ligado al “ekhilore”. Los ekhilore-s, cardos en forma de sol, se colgaban (y se siguen colgando) en las puertas de los caseríos para ahuyentar los malos espíritus. En este sentido, la relación no podría ser más adecuada, puesto que el objetivo de Ekhi es precisamente promocionar lo propio, lo local y lo sostenible, frente a una crisis que no solo es económica sino también ecológica y de valores y que cada vez nos acecha con más fuerza.

Tras dos años de trabajo, el sol está a punto de salir. ¿Nos ayudas con el último empujón?

img-0068

Características básicas

Ekhi se pondrá en marcha en el Casco Viejo de Bilbao en Enero de 2014. Aún así, nuestra intención es ir creando grupos locales para extender la moneda a toda Bizkaia de forma progresiva.

Por otro lado, Ekhi es una moneda inspirada por cuatro valores fundamentales: la equidad, la sostenibilidad, la igualdad de género y la promoción de la cultura y la lengua. En este sentido, las empresas que se adhieran a la moneda deberán mostrar su conformidad con estos valores y desde la moneda local se fomentará que las empresas de la red adopten compromisos concretos, tales como el uso de la banca ética o la contratación de energía mediante cooperativas.

El funcionamiento práctico de Ekhi se resume en los siguientes pasos:

1.-La “Asociación para la promoción de la economía local Ekhi elkartea”, encargada de gestionar la moneda local, vende los billetes de 1, 2, 5, 10 y 20 Ekhi-s a los consumidores. La venta de esos billetes se realiza en locales de asociaciones colaboradoras al cambio de 1€=1Ekhi.

2.-Los consumidores utilizan los billetes en los comercios locales que los acepten, con la misma equivalencia 1Ekhi=1€. La circulación de los billetes estará incentivada por la caducidad.

3.-Los comercios locales pueden reutilizar los billetes de moneda local para pagar los gastos pero también pueden reconvertir los Ekhi-s a Euros. En ese caso, solo se devolverían 95 céntimos de Euro por cada Ekhi, para evitar la reconversión a Euros en caso de que no sea necesaria y retener el dinero en el ámbito local.

4.-Finalmente, los 5 céntimos sobrantes se dividen en dos partidas: dos de esos céntimos se destinan a pagar los gastos de la moneda y los tres restantes se invierten en el Ekhifunding.

¿Qué es el Ekhifunding?

Cada vez que adquirimos un Ekhi a cambio de un Euro, se destinan 3 céntimos al fondo social de la moneda, llamado Ekhifunding. El objetivo de este fondo es financiar proyectos concretos de asociaciones y movimientos sociales que tengan que ver con alguna de estas cuatro áreas: justicia social, ecología, igualdad de género o lengua y cultura.

El total del fondo se repartirá al final de cada año de la siguiente manera:

1.-Al menos un 50% irá a parar a proyectos de asociaciones y movimientos sociales: Cada final de año se convocará un concurso de ideas y los usuarios de Ekhi decidiremos cuál resulta ganador y, por tanto, merecedor de la donación.

2.-Al menos el 30% del Ekhifunding irá destinado a aquellas asociaciones y movimientos sociales que cedan sus locales para que hagan de oficina de cambio.

3.-El 20% restante se dedicará a alguno de los dos fines descritos anteriormente, dependiendo de la situación y siempre bajo la decisión de la asamblea de usuarios y comercios de Ekhi.
De esta manera, ¡Cuantos más Ekhi adquieras más dinero tendrá tu asociación o movimiento social!

¿Qué es la caducidad?

Como ya hemos mencionado anteriormente, el Ekhi, al igual que un tomate, pierde valor si no se utiliza a tiempo. El objetivo de la caducidad es evitar la acumulación del dinero y fomentar su circulación, para generar mayor riqueza en el entorno local. En este sentido, el ejemplo del Chiemgauer Alemán es ilustrativo: como se trata de una moneda con caducidad, circula tres veces más rápido que el Euro. Esto significa que harían falta tres Euros para equiparar la riqueza generada por un único Chiemgauer, puesto que… ¡la riqueza se crea cuando la moneda circula!

En la vida diaria, la caducidad funciona de la siguiente manera:

1.-Se establecen cuatro fechas de caducidad fijas: 1 de Enero, 1 de Abril, 1 de Agosto y 1 de Octubre. Los billetes caducarán en la fecha más próxima a cuando son emitidos. Por ejemplo: Un Ekhi vendido el 22 de Febrero caducará el 1 de Abril.

2.-En caso de que un billete se venda con un margen igual o menor a 15 días para caducar, podrá establecerse que caduque para el próximo periodo. Por ejemplo: si un Ekhi se emite el 22 de Marzo, no caducará el 1 de Abril sino el 1 de Agosto.

3.-Si un billete caduca en manos de un usuario, éste deberá pagar el 2% del valor del billete para renovar la caducidad. Dicho importe se pagará en la Oficina de cambio, donde el billete se volverá a sellar para actualizar la caducidad del billete.

4.-Si un billete caduca en manos de un comercio, éste podrá renovar la caducidad del billete sin coste alguno, siempre y cuando lo haga durante los 15 días posteriores a la fecha de caducidad.

5.-Fuera de la fecha de prórroga, el comercio deberá de abonar el 2% del valor del billete, como si se tratara de un usuario.

6.-El dinero conseguido mediante la caducidad se volcará en el Ekhifunding.flujo-ekhi.001Motivación y a quién va dirigido el proyecto

La moneda local Ekhi pretende ser una experiencia local que nos ayude a repensar el sistema monetario vigente. Hoy en día nueve de cada diez Euros se concentran en los mercados financieros, mientras la economía real sufre una escasez crónica. La mayoría del dinero es creado “de la nada” por los bancos privados y ha dejado de ser un medio para convertirse en un fin en sí mismo. El objetivo final es amasar dinero para así poder exigir más intereses a cambio y continuar creando dinero con dinero, lo cual obliga a la economía a crecer más allá de los límites del planeta.

Nuestro objetivo es revertir esta situación desde lo local, recuperando la función para la que nació el dinero: ser un instrumento de intercambio útil para la economía real y la comunidad. Para ello, pretendemos equiparar la moneda con el resto de bienes físicos; es decir, que el dinero caduque en manos de aquel que lo retenga más de lo necesario. De esta manera conseguimos tanto evitar la acumulación de dinero en cada vez menos manos así como un aumento de circulación de la moneda en el entorno local.

Por otro lado, el Ekhi no podrá utilizarse más allá de Bizkaia. Esto significa que la riqueza representada por los Ekhi en movimiento no puede salir de la red de negocios que acepten la moneda. Si antes el dinero estaba estancado en los mercados financieros y no llegaba a la economía real, ahora la riqueza es retenida en el entorno local, rebotando entre los comercios y sin posibilidad de escapar hacia los mercados financieros.

Ekhi se dirige a todas personas motivadas por llevar a cabo experiencias reales de cambio, que crean y apuesten por un modelo no pervertido en manos especuladoras, que piensen en el potencial de lo comunitario, que estén activas en la transformación de estos momentos de crisis no sólo económica sino también ecológica y de valores, en definitiva, a todas aquellas que quieran participar en el nacimiento de un proyecto con luz propia.

Si tu situación económica, laboral o temporal no te lo permite o porque simplemente no quieres participar con dinero, echa un vistazo a la parte de colaboraciones o escríbemos para comentarnos tu propuesta.

Objetivos de la campaña de crowdfunding

Queremos que Ekhi sea una moneda por y para las personas y por ello ¿Qué mejor forma de empezar que cofinanciando su lanzamiento entre todas?

Carecemos de subvenciones públicas o privadas y queremos que el proyecto sea financieramente autosuficiente. En este sentido, aspiramos a que la moneda pueda sostenerse mediante las aportaciones iniciales que realizan los usuarios (una única cuota de entrada de 5€), las cuotas anuales que pagarán los comercios (20€/año) y el 2% que la asociación gestora de la moneda recibe cada vez que se adquiere un Ekhi. De esta forma se pueden cubrir los gastos de impresión y mantenimiento, ya que el proyecto se sostiene principalmente por las ganas y el trabajo voluntario de un grupo de personas.

Aunque pueda resultar paradójico necesitamos euros para poner este proyecto en marcha, un mínimo de capital inicial para imprimir los primeros billetes por adelantado, pagar costes iniciales (roll-up publicitario, lectores de códigos de barras etc.) y devolver los adelantos.

Para la gestión de la moneda estamos creando “Lehiatila”, un software de código abierto disponible para toda comunidad que quiera poner en marcha una moneda local.

Por otro lado, esta campaña también nos es esencial para ensanchar el círculo de Ekhi e incorporar a más personas al proyecto. ¿Vienes? http://www.ekhitxanpona.org/participa.html

ekhi1ekhi1-reversoekhi2ekhi5ekhi10-2-ekhi20Experiencia previa y equipo

La moneda local Ekhi se empezó a gestar en Septiembre de 2011 en el entorno del colectivo Desazkundea www.desazkundea.org/ (red vasca por el Decrecimiento). Inicialmente se conformó un grupo de trabajo que no superaba las cinco personas.

Durante el curso 2011-2012 nos dedicamos a estudiar los diferentes modelos de monedas alternativas que existen: bancos del tiempo, LETS, bonos etc. Por otro lado, nos acercamos a Tolouse para conocer su experiencia con el “Sol Violette” (www.sol-violette.fr/) de primera mano, participamos en el I Encuentro de Monedas Sociales del Estado en Vilanova y la Gertrú (encuentromonedasvng2012.blogspot.com.es/) y nos hemos puesto en contacto con gran diversidad de personas de aquí y de allí para contrastar las experiencias que estaban llevando a cabo. Un trabajo de investigación y puesta en común para defirnir un modelo viable para el entorno local.

El segundo curso fue más intenso: el grupo de trabajo alcanzó la decena de miembros y, sabiendo a dónde queríamos llegar, emprendimos el camino: organizamos encuentros con comerciantes, presentamos la moneda de forma pública, empezamos a tener cierta notoriedad en los medios de comunicación y organizamos una votación para elegir el que se convertiría en el nombre definitivo de la moneda: Ekhi.

Hoy ya han pasado más de dos años desde que la moneda local de Bizkaia empezara a nacer. Desde el grupo motor de Ekhi estamos trabajando de forma intensa para que la moneda sea una realidad en Enero de 2014 y ya más de diez comercios han dado su visto bueno a aceptar la moneda.

Fuente: goteo.org

Para saber más: Ekhi Txanpona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s