La generación de la nueva economía

Artículo seleccionado por Ando Satauteando color 100x100

Carlos Fresneda, El Mundo, 20/04/2015

Más de 80 activistas se han dado cita en un festival celebrado en Reino Unido para plantear soluciones contra la desigualdad económica y la precariedad

14294854456535

 

                                Los 80 asistentes al festival ‘Generación de la nueva economía’, en el Schumacher College

La vieja economía vuelve por sus fueros. El culto al crecimiento, la obsesión por el PIB y el mantra de la “reducción del déficit” lo invaden todo. Entre tanto, la desigualdad económica va a más, la amenaza de la precariedad se extiende y el futuro del planeta queda en suspenso hasta nuevo aviso.

Tal vez haya que esperar otra generación para cambiar de paradigma y alumbrar de una vez por todas la “nueva economía”. Aunque a lo mejor resulta que el “cambio de narrativa” está más cerca de lo que parece, que por debajo de la actualidad diaria se están cociendo realmente las alternativas que acabarán de fraguar en algo distinto.

“Hasta ahora éramos una cuantas islas en medio del océano, pero ahora esas islas se están conectando entre sí y están sacando a flote la nueva realidad emergente”, asegura Jonathan Dawson, al frente del Departamento de Económicas del Schumacher College, más de 25 años manteniendo viva la llama del autor de Lo pequeño es hermoso’ desde la campiña de Devon.

“Estamos en el momento de la gran conexión entre la explosión de iniciativas de la última década y eso va llevarnos tarde o temprano a un nuevo equilibrio”, vaticina Dawson, que esta misma semana ha convocado a más ochenta activistas del todo el mundo en el festival de la Generación de la Nueva Economía (GEN).

Entre ellos, nuestros paisanos Juan del Río, autor de ‘Guía del Movimiento de la Transición’, o Johnny Azpilicueta, en representación del movimiento cooperativo y de la Red de Ibérica de Ecoaldeas. O el francés Vincent Liegey, coautor de ‘Proyecto Decrecimiento’ . O Brian Davey, autor de ‘Credo’ , estableciendo la original conexión entre los dogmas religiosos y los económicos.

“Los viejos paradigmas siguen dominando la política y los medios, pero mi gran esperanza está en la educación”, asegura Jonathan Dawson, que tiene un contacto muy directo con todo lo que se está cociendo en España. “Los jóvenes ya no comulgan con lo que les enseñan en las universidades tradicionales porque la vieja economía ha fallado, y ellos mismos están padeciendo sus efectos. La crisis ha dejado además en evidencia un modelo que está destruyendo el medio ambiente y nuestras comunidades”.

Dawson pone también sobre la mesa un tercer factor que en su opinión está acelerando el avance de la “otra” economía: “La tecnología y la revolución del código abierto está permitiendo una descentralización y una redistribución sin precedentes. Ahora contamos con nuevas herramientas para el emprendimiento social, para la relocalización y para la economía entre pares que eran impensables hace apenas una década. Y eso por no hablar de la explosión de las monedas sociales o de las criptomonedas como FairCoin que están redefiniendo la idea del dinero.

Uno de los debates más apasionantes en el festival GEN fue el libraron David Graeber -el antropólogo anarquista de la LSE, cabecilla del movimiento Occupy y autor de ‘En deuda’- y la europarlamentaria del Partido Verde Molly Scott Cato. Graeber incitó a los estudiantes a trabajar fuera del sistema y a crear “espacios exteriores” desde donde poder bombear ideas e iniciativas radicales. Molly Scott defendió la “utilidad” del voto y la necesidad de cambiar el sistema político desde dentro: “Los cambios personales no son suficientes, lo que necesitamos al final son leyes que faciliten los cambios sociales”.

Graeber fue al fin y al cabo una de la voces más ubicuas en el festival GEN, junto al cofundador del Schumacher College Satish Kumar (autor de ‘Tierra, Alma y Sociedad’) o el permacultor y activista Rob Hopkins, aprovechando la cercanía y la inspiración de Totnes, el pueblo donde prendió la chispa del movimiento de transición hace una década.

Pero los verdaderos protagonistas fueron los estudiantes, que trajeron no sólo las ideas y el entusiasmo, sino la experiencia de una nueva manera de explorar la economía que se está gestando en todo el mundo:

Rethinking Economics. El grupo surgido hace dos años en la Universidad de Manchester, reclamando un cambio profundo en los programas de Económicas, se ha propagado por todo el mundo. Los estudiantes denuncian la existencia de una “burbuja académica” donde se perpetúa la enseñanza de la economía “neoclásica” y reclaman la enseñanza de todas las teorías que vinieron antes y después, y las alternativas que se están formulando desde después de la crisis.

New Economics Foundation (NEF). Desde su creación en 1986, y sobre todo en la última década, la NEF se ha convertido en el magma de la “otra” visión del mundo, la que propone ensanchar el horizonte económico para no volver a caer en los mismos errores. El reto es encontrar las fórmulas y crear una nueva economía que sea socialmente más justa, que genere bienestar humano y que funcione dentro de los límites ecológicos del planeta.

Post Growth Institute. El grupo que cuestiona el paradigma del crecimiento global sin límites y sus impactos negativos (aumento de la desigualdad, aumento del deterioro ecológico, aumento de la destrucción de las economías locales). Como respuesta propone explorar escenarios de una economía “post crecimiento” centrada en el bien común, en el potencial humano y el uso renovable de los recursos.

Knowmads. “Educando a los agentes del cambio”… La plataforma y comunidad educativa surgida en Rotterdam hace seis años con la idea de hermanar emprendimiento y educación. Los “knowmads” (locos por el conocimiento) se han convertido desde entonces en una tribu mundial y en un experimento vivo cambiante de educación práctica y en acción.

CEMUS. “Educación guiada por los estudiantes y por un mundo mejor”. La iniciativa de la Universidad de Upsala en Suecia se ha convertido en un referente europeo en la enseñanza “interdisciplinar” de la economía, con ramificaciones en campos como el medio ambiente, el desarrollo, la resiliencia o la sostenibilidad. La respuesta necesaria a la pregunta que se hacen tantos jóvenes que se ven en la tesitura: “El mundo está cambiando. ¿Cambiará la manera de enseñar la economía?”.

Fuente: El Mundo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s