De ciudadanía, sabios y gánsteres

Otra Mirada. Melquiades Álvarez Romero. Ando Satauteando color 100x100Mamotreto DSC_6381 (1)

Siempre se han distinguido, en el ámbito ya sea nacional o local de la política, al menos estos tres perfiles de personas. Actualmente, por desgracia, cada vez se notan más.

         Los gánsteres siempre existieron. Viven de la rapiña y de la intimidación y mantienen una red de sicarios que les obedece, porque les tienen miedo y porque se benefician de su existencia; reciben las migajas de sus robos y, a cambio, les sirven fielmente hasta que otro mafioso más poderosos acabe con su patrón, en cuyo caso, se pasan, sin el más mínimo escrúpulo, al nuevo bando. No tiene obviamente ideología, ni su comportamiento sigue línea ética alguna. Solo les preocupa aumentar el podercillo que puedan cederle sus jefes y amontonar el dinero sucio que puedan llevarse. A los gánsteres los buscan con un aspecto afable, que esconde sus perversas intenciones.

        Los gánsteres ya no siempre usan metralletas en sus robos. Han ido evolucionando y se han dado cuenta de que hay formas mucho más cómodas y rápidas de quedarse con lo ajeno. Lo hacen controlando los bancos, las organizaciones políticas y sociales, distribuyendo a sus sicarios en ellas. Así atracan la sanidad, la educación… la privatizan en su provecho, quedándose con lo que es de todos.

       En el ámbito insular y local, es especialmente destacable la evolución de aquellos que se enriquecen con los pelotazos urbanísticos. También han evolucionado. La recalificación de terreno, el robo en los presupuestos de las obras públicas, la estafa a los pequeños inversores… no es ya la vía más rentable de atracar a la población.

   Han inventado los conflictos judiciales, que convenientemente apañados, les proporcionan dividendos mucho mayores, a ellos y a sus sicarios. Consisten estos en vulnerar la ley que rige los contratos de construcción, colocar estratégicamente a un par de sicarios, o simplemente a un par de incompetentes, a defender lo público, que se convierten en víctimas judiciales del delito que ellos mismos han cometido, por lo que son generosamente indemnizados. Llámese a este nuevo proceso de robo mamotretazo, pues, por lo general, deja un cadáver urbanístico, feo y pringoso, que tarda decenas de años en descomponerse.

      Muchos políticos se alinean con los gánsteres: miran para otro lado al ver a  ciudadanos revolviendo los cubos de basura, a jóvenes buscar trabajos de miseria fuera o dentro de su país, a las abuelas y abuelos recogiendo como gallinas cluecas a toda su familia desahuciada, arruinada, bajo el paraguas de su miserable pensión.

          Pero, ¿qué papel juegan en este proceso los sabios y la ciudadanía?

       Los sabios buenos están desempeñando papeles vitales en el entramado social, son jueces, abogadas, ingenieros, arquitectas, periodistas, educadores, sanitarios, policías, trabajadoras… Son personas honradas y reaccionan contra los gánsteres y, utilizando sus manos limpias y los recursos que la sociedad democrática, que tantos años ha costado construir, les proporciona para defenderse de los gánsteres, consiguen echarlos de las instituciones y en, algunos casos, ganarles partidas y meterlos, junto con sus sicarios, en la cárcel.

        Así pues, quizás, aún peor que los gánsteres, sea esa parte de la ciudadanía que mira hacia otro lado y se abstiene….

        La que está demasiada ocupada para intervenir. La que ni siquiera va a votar. Ellos son seguramente tan culpables o más que los gánsteres, porque, gracias a que se lavan las manos, los gánsteres permanecen impunes y se perpetúan en el robo y en la estafa.

 ¡Participa defendiendo lo que es de la ciudadanía! ¡No te hagas cómplice de esta situación!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s