En honor de María Guerra.

Las Loceras de la Atalaya. Entrevista a Mercedes Cuenca

Otra Mirada. Melquiades Álvarez

“Y yo me acuerdo de todas esas cosas, de Antoñita la rubia, de mi tía María, de mi prima María, de mi prima Carmen, de otros vecinos que vivían por allí, cholois Benítez, la otra de allá también era artesana, Dolorcita, después en la cueva de abajo vivía otra señora que también trabajaba, tol mundo, y tol mundo sabía. Con tres macetitas, si guisaban hoy estaban ya mañana juruniando pa ver si vendían; yo pasé muchos trabajos”

María Guerra

Queremos hacer aquí un homenaje a todas aquellas personas que, con su duro trabajo y tesón, se han ganado un puesto en nuestra historia cultural. Queremos hacerlo dejando constancia de que la etapa que vivieron tiene repercusiones de futuro y así, aunque no podamos contar con ellas y con ellos, el patrimonio cultural que representan no se pierde. Si así fuese, perderíamos nuestra propia identidad.

Hay  personas que recogen su herencia. La de ella, la de Panchito, la de Antoñita la Rubia y otros muchos. Las Loceras de la Atalaya no mueren, evolucionan. Su legado se debe estar presente en La Atalaya: en sus centros docentes, en sus museos, en la actividad de sus alfareras, en sus hornos..

Recuperamos aquí, en su honor, una entrevista realizada a Mercedes Cuenca por los alumnos del IES La Atalaya a finales del curso pasado.

ver vídeo wmv

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s