La cultura del agua: el alma del paisaje

Otra Miradaando color

Rita Camacho Guerra. Ando Sataute

 

     En cualquier cultura el agua es el bien más preciado. Como todos sabemos Santa Brígida es un lugar de medianías y, retomando las palabras de nuestro cronista oficial, Pedro Socorro Santana, me gustaría que recordáramos el municipio “…cuando sus vegas y sus huertas eran la despensa hortícola de la ciudad… El potencial hidráulico de la Vega, en la actualidad muy mermado, y la riqueza de su suelo dieron como resultado un régimen de cultivos centrado básicamente en las papas, las verduras y los árboles frutales, sobre todo perales y naranjos, que se mantuvo hasta mediados del siglo veinte[i]…aunque, en mal estado de conservación, todavía permanecen con nosotros gran parte de los bienes inmuebles que son el alma del paisaje no sólo satauteño sino también de otros municipios.

     Con el presente escrito pretendo invitar a una reflexión a todos los lectores sobre el estado actual en el que se encuentra los bienes que conforman nuestro patrimonio hidráulico, para posteriormente tratar de “ponerlo en valor” para su disfrute. Para ello, Ando Sataute está elaborando un programa de recuperación de estos históricos bienes, centrándose en un futuro itinerario cultural que engloba la mayor parte de este patrimonio que inundan el municipio analizado en un proyecto denominado La cultura del agua: El alma del paisaje[ii].

image001
Cantoneras Cruz del Gamonal

     Como se habrán dado cuenta, nuestra Villa cuenta con un rico patrimonio hidráulico, la belleza de sus paisajes y su pasado histórico-artístico relacionado con la agricultura y ésta a su vez vinculada con el agua, han dejado desde hace tiempo testimonios que permanecen todavía con nosotros. Como uno de tantos ejemplos, se muestra el conjunto de cantoneras de La Cruz del Gamonal que representa la imagen que estamos viendo en estado de abandono absoluto. ¡Qué pena que hasta ahora no se haya rehabilitado para que forme parte de nuestro mobiliario urbano!

     Pero estas obras de conducción de este bien tan preciado, no sólo están ligados a la explotación agrícola sino también al poblamiento, contando el municipio con numerosos bienes hídricos patrimoniales como son, además de las nombradas cantoneras, las presas, canalizaciones de agua, molinos, pozos,…

image002
Parte del barranco Guiniguada donde se aprecia la presa y uno de los estanques

     No es ninguna novedad recordarles que nuestro municipio posee el barranco más extenso y de tradición histórica de la isla: El barranco Guiniguada que llega hasta la costa, determinando en esta zona la fundación de la capital… Además, es necesario señalar que cuenta con tres hermosos barrancos más: el Barranco del Colegio, el Barranco de Santa Brígida y el Barranco de Las Goteras muy propicios para la recogida de aguas de lluvias. Sin embargo, la limpieza en su interior brilla en muchas ocasiones por su ausencia.

    Actualmente los cauces de estos barrancos no suelen presentar caudales salvo en períodos de lluvia intensa pero la belleza de sus paisajes hace apetecible la estancia en cualquier momento por la cantidad de flora y fauna que presentan. Estos lugares están salpicados de abundantes presas y estanques de mampostería y hormigón que aportan al paisaje una visión idílica y romántica[iii] con láminas de agua gracias al almacenamiento de la escorrentía que discurre por los cauces de estos barrancos como consecuencia de las precipitaciones puntuales. Quizás a algunos de estos estanques en desuso se le podría dar alguna utilidad… Por lo tanto, Santa Brígida por su geografía y su clima posee una amplia red de drenaje por numerosas fincas que poco a poco van desapareciendo con los años por la especulación inmobiliaria ya que nuestro municipio se ha convertido en un lugar eminentemente residencial pero esto no justifica en absoluta la desaparición de todos estos bienes culturales.

     En definitiva, la intención de querer recuperar este legado, es hacer entender mejor el territorio en función de sus valores patrimoniales a través de una interpretación de la realidad del municipio, pero también somos conscientes que la mejor manera de proteger un paisaje es haciendo que forme parte de su cultura local. La falta de atención de todos estos bienes por parte del Cabildo y nuestro Consistorio hacen que pasen totalmente desapercibidos y lo que pretendemos es que TODOS seamos conscientes de este gran atractivo que tiene el sitio donde vivimos.

     El territorio es el ámbito geográfico, como soporte físico, que acoge actividades rurales y urbanas pero también es ante todo una construcción social. Está dotado de valores patrimoniales muy diferentes, resultado de un proceso histórico que nos llega como una herencia cultural que de momento, en Santa Brígida, no se le ha dado el tratamiento que merece, especialmente en cuanto a la cultura del agua se refiere, resultado de toda una serie de actividades que se fueron desarrollando en el municipio durante mucho tiempo.

image003
Canalización de agua en S. José de las Vegas

     La situación de abandono actual de la mayor parte de las estructuras relacionadas con esta actividad, con el consiguiente riesgo de deterioro y pérdida de este gran tesoro es muy, pero que muy considerable. Muchas de estas conducciones de agua se han convertido en auténticos parterres de flores silvestres como el que se muestra en la imagen de la derecha. Si no nos damos prisa, gran parte de esta ingeniería hidráulica está a punto de desaparecer: ¡No lo permitas más! Tu actitud de compromiso es imprescindible para poder lograr nuestro propósito, que seguramente, también es el tuyo.

     Este reto que se ha propuesto la Comisión de Patrimonio de Ando Sataute ayudaría a potenciar la cultura en el municipio dando a conocer su diversidad, como puede ser la cultura del agua, entre otras, en un área en la que históricamente siempre ha tenido una tradición agrícola incluso en época prehispánica; Nuestros primeros habitantes se establecieron en el municipio por ser un lugar de grandes riquezas gracias a sus tierras hidratadas donde según las crónicas[iv] el Barranco Guiniguada era un auténtico río. Esto propició los recursos económicos conformando en la zona graneros aborígenes que sustentaban a la población gracias a este medio tan preciado.

Canalización en el Gamonal Alto
Canalización en el Gamonal Alto

    Las características visuales del municipio satauteño son diversas, pero todas tienen algo en común: El paso y permanencia del agua que se encuentra por todos los rincones del municipio como es el caso de esta canalización en la zona del Gamonal. De ahí que exista un amplio abanico de vestigios, estando la mayoría de momento en desuso, relacionados anteriormente con la actividad agrícola en explotación y a los que de nuevo se les puede dar uso asignándoles otras funciones. Estos bienes son: acueductos, molinos harineros, numerosas acequias, lavaderos, pilares, fuentes, arcos, canales y una densa red de estanques, pozos, presas y aljibes de distintos estilos y volúmenes distribuidos a lo largo y ancho del término municipal que han ido tejiendo desde hace siglos los caminos del agua para abastecer el paisaje agrícola que reverdecía las vegas, configurando una verdadera obra de ingeniería. Nosotros hemos seleccionados para nuestro programa los que nos han resultado más atractivos.

image005
Canalización del Monte Lentiscal Convertida en un papelera

    La poca atención prestada por parte, especialmente, de  las instituciones “competentes”, la expansión urbana y  la modificación de los sistemas de riego, han destruido en las últimas décadas este valioso tesoro pero para el observador atento, distintos barrios satauteños aún le reservan sorpresas agradables, como el Acueducto del Gamonal,  la cantonera de reparto de la Heredad de Aguas conocida como todos sabemos como “La Alcantarilla”, la presa de Satautejo o El Arco que salta la carretera general de La Atalaya… pero estos bienes tan sólo son una mínima parte de este tesoro oculto que tenemos.

¡ANDemos juntos por el apasionante itinerario que deja a su paso el germen de la vida!

 

BIBLIOGRAFÍA:

  • MORALES PADRÓN, F.: Crónicas de su Conquista. Cabildo Insular de Gran Canaria. Las Palmas de Gran Canaria. 1993.
  • SOCORRO, Pedro: El declive de una acequia histórica. El antiguo canal que transportaba el agua de la Heredad de Tafira se encuentra en estado de abandono ante la desidia general. Periódico “La Gaceta de Santa Brígida”. Noviembre – Diciembre de 2013. Pág. 5.
  • A.A.: Geografía de Santa Brígida. Dirigida por Alex Hansen Machín. Capítulo: “Arquitectura del ayer” por Pedro Socorro. Ilustre Ayuntamiento de la Villa de Santa Brígida. Concejalía de educación y Cultura. G.Z. PRINTEK, S.A.L. San Martín, Bizkaia. 1ª edición, 2001. Pág. 185.
  • V.A.A.: La cultura del agua en Gran Canaria. Gobierno de Canarias. Consejería de Obras Públicas y Transportes. 2008. Depósito Legal: TF-1002/2008.

 

[i] SOCORRO SANTANA, Pedro: Artículo Virtual: Página web del Ayuntamiento de la Villa de Santa Brígida. Sección Historia: “El pueblo que surgió del bosque”.  http://www.santabrigida.es/component/option,com_easyfaq/Itemid,49/  R. F. :12/01/2015.
[ii]  “El alma del paisaje” es una frase empleada por el eslogan del Cabildo para el Museo del Agua ubicado en la finca agropecuaria El Galeón.
[iii] Entiéndase este término con toda la sensibilidad que confiere la manera de sentir y vivir la naturaleza.
[iv] MORALES PADRÓN, F.: Canarias. Crónicas de su Conquista. Cabildo Insular de Gran Canaria. Las Palmas de Gran Canaria. 1993.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s