Lo que podríamos tener… y no tenemos: Si tú quieres, no será un cuento.

Otra Miradaando color

Rita Camacho Guerra. Ando Sataute

 

  Érase una vez, una familia feliz que vivía en la isla de Gran Canaria, en un municipio de medianías. Una mañana de domingo, los Rodríguez al completo estaban reunidos en el salón de casa: Los abuelos, papá, mamá, la hermana adolescente con su noviete y el niño pequeño jugando con su mascota.

  De buenas a primeras Nacho, el chiquitín de la familia preguntó:

  • Mamá, mamá ¿dónde vamos hoy?

Su madre le contestó:

  • No preguntes y ya verás, que es una sorpresa…

Nacho continuó diciendo:

  • Pero… ¿puedo llevar la bici que me regalaron los Reyes? ¡…Joo, yo quiero jugar…!

Su madre con un gesto cariñoso añadió:

  • No te preocupes peque, que vas a poder divertirte todo lo que quieras.

  Ana la hermana mayor, que ya tenía planes propios con su novio, no estando conforme replicó:

  • ¡ Pero… jolines! yo quería irme con Jaime a pasar el día al Sur y darnos un baño mientras paseamos por la playa…

La madre para tranquilizarla le dijo:

  • Hoy es mi cumpleaños y comeremos todos juntos; no te preocupes que podrás hacer todo eso que dices y venir con nosotros.

Entonces, el padre desde la otra habitación gritó:

  • En ese caso, sacaré ahora al perro, que luego se quedará sólo todo el día…

La madre puntualizó con una sonrisa en la boca:

  • De eso nada, el perro viene también con nosotros.

Los abuelos contestaron:

  • Hija, no estamos para trotes, mejor nos quedamos en casa: tu madre haciendo punto y yo leyendo el periódico…

  Pero finalmente aquel día, todos subieron al coche, y al llegar al lugar de destino cada uno pudo disfrutar de lo que realmente le apetecía:

  Mamá se quedó con la abuela en la zona de recreo, preparando la comilona para después dar un paseo por el Camino de la Rosaleda que conduce al Invernadero Acristalado; papá se adentró hacia el Circuito Circular paseando a la mascota de la casa mientras el abuelo le explicaba a sus nietos las distintas temáticas del parque, como el poblamiento aborigen, la cultura del agua y los distintos tipos de vegetación de la zona.

  Ana, pronto encontró uno de los tantos miradores que había por allí donde poder estar a solas con su novio. Mientras veían cómo los demás visitantes se divertían dándose un chapuzón en la presa. Hacía un día espectacular y hubo que poner turnos para escalar el rocódromo,… Ese día TODOS disfrutaron ANDANDO:

  Muy pronto a Ana le cambió la cara de morros que llevaba durante todo el trayecto hasta llegar a Santa Brígida y al llegar a aquel hermoso sitio le dijo a su padre:

  • ¡Qué maravilla de lugar! ¡Qué guay, un bosque ANDante!

Él cariñosamente le contestó:

  • Sí, es el Parque Que Queremos, el más hermoso de Gran Canaria que combina lo natural, lo rural y lo urbano; es un proyecto del colectivo ciudadano Ando Sataute que contempla el disfrute de todos los satauteños y sus visitantes:

 ¡¡Es EL GRAN PARQUE SATAUTE!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s